311 561 5540/ 2 5199 48 citas@odontologianurypuentes.com

¿Has oído hablar de las muelas del juicio? Si te las tuvieron que sacar o te han mencionado que seria mejor sacártelas, seguramente sí. Pero seguro que no sabes por qué se llaman así y tampoco, por qué tu dentista piensa (o decidió) que es (o era) mejor extraerlas. Acá te contamos esos detalles y más sobre las muelas del juicio.

Los dientes salen cuando todavía somos niños. Sin embargo, las “muelas del juicio” son las últimas muelas en salir y en ocupar su posición en la boca. Lo hacen alrededor de los 18 años, cuando se supone que tenemos más juicio o sabiduría que cuando éramos niños. De ahí viene su nombre.

Las muelas del juicio son 4: dos a cada lado del maxilar superior y dos a cada lado de la mandíbula o maxilar inferior. Cuando salen sanas y alineadas correctamente, estas muelas son un aporte valioso a la boca. Sin embargo, es muy común que las muelas del juicio salgan torcidas: a veces salen de forma horizontal o en un ángulo en que presionan a otros molares o al hueso de la mandíbula. Cuando salen de esa forma pueden apretar las estructuras en la boca, dañar los dientes vecinos (los hacen más propensos a la caries y la placa),  la mandíbula e incluso los nervios. En estos casos es necesario sacarlas.

También sucede que las muelas del juicio pueden salir parcialmente, lo cual las hace propensas a caries y a otras enfermedades por que son difíciles de alcanzar con el cepillado y la seda dental, lo cual hace que se acumulen bacterias. Esto sucede porque no tienen suficiente espacio en la boca para salir completamente.

¿Es necesario sacarse las muelas del juicio?
Tu dentista o tu cirujano oral/máxilofacial determinará si es necesario sacar tus muelas del juicio a través de una radiografía. En ocasiones puede ser que decida sacártelas antes de que causen problemas.

Desde luego, no siempre es necesario sacarte las muelas del juicio. Esto pasa si:

Tus muelas son sanas
Salieron completamente
Está posicionadas correctamente
Puedes limpiarlas en tu rutina diaria de higiene oral
Si te sacan las muelas del juicio, el cirujano te pondrá anestesia alrededor del área donde se encuentran las muelas. La duración del procedimiento depende de la condición de tus muelas — si salieron completamente o si están causando problemas a otros molares o al hueso maxilar — y exige reposo para la recuperación. Por lo general, durante las primeras 24 horas luego de la cirugía, puedes esperar los siguiente:

Sangrado: podría ser abundante durante las primeras horas. Se recomienda que te pongas una gasa limpia y húmeda en la cavidad y que muerdas firmemente. Aplica presión constante por lo menos durante 45 minutos. Una buena alternativa es usar una bolsa de té húmeda. El ácido tánico del té ayuda a la formación de coágulos para que sane la herida. No tomes nada con popote o pitillo, evita las bebidas calientes y pero si el sangrado continúa en abundancia y no se detiene, llama a tu cirujano de inmediato.
Inflamación (hinchazón): Ocurre en la cara, alrededor del área de donde se extrajeron (se sacaron) las muelas. Para disminuir la inflamación aplica un pedazo de hielo envuelto en un trapo en la parte que está hinchada por un período de 10 minutos. Retíralo durante 20 minutos y repite (varias veces).
Medicamentos para el dolor: el Acetaminofén (Tylenol) o Ibuprofeno (Motrin o Advil) pueden ayudarte a calmar el dolor.
Quizá tu odontólogo o cirujano te haya recetado antibióticos antes de sacarte las muelas del juicio para tratar o prevenir una infección. Debes continuar tomándolos hasta que te lo indiquen.
Debes limitar tu dieta a líquidos exclusivamente hasta que la anestesia haya terminado su efecto.
Cepíllate los dientes, pero evita tocar aquellos que están muy cerca de las muelas que te extrajeron. No uses enjuagues bucales porque pueden irritarte. En su lugar usa un enjuague de agua tibia y sal cuando hayan pasado 24 horas de tu cirugía.
Si te pusieron puntos en la herida y no son de los que se disuelven por sí mismos, tu dentista o cirujano máxilofacial debe quitártelos en alrededor de una semana.

Recuerda que el extraer las muelas del juicio no es necesario para todo el mundo y si es necesario que te las quiten, tampoco es igual de un paciente a otro. Consulta con tu dentista o cirujano para saber qué es lo mejor en tu caso particular.

 

Fuente: http://www.vidaysalud.com/diario/salud-bucal/informate-sobre-las-muelas-del-juicio/